unique visitors counter Santander y Sabadell suman 384.000 millones en activos en Reino Unido
Viernes, 15 de Febrero de 2019
Santander y Sabadell suman 384.000 millones en activos en Reino Unido

La filial del grupo que preside Ana Botín genera una mayor rentabilidad que TSB.

Andrew Parmley, el alcalde de la corporación que representa el centro financiero de la City de Londres, participará hoy en un encuentro empresarial hispano-británico que se celebra en la capital británica con motivo de la visita oficial de los Reyes de España a Reino Unido. En su discurso, Parmley prevé destacar que «una de cada cinco libras invertidas por grupos extranjeros en el sector bancario británico llega desde España. De hecho, España tiene la mayor inversión en los servicios financieros británicos de toda la Unión Europea y a nivel mundial es la segunda mayor, solo por detrás de Estados Unidos».

Esa significativa inversión se concentra principalmente en Santander y Sabadell. La entidad que preside Ana Botín entró en Reino Unido comprando Abbey National en 2004 y durante la crisis financiera de 2008 se hizo con Alliance & Leicester y parte de Bradford & Bingley. En total, ha invertido unos 15.000 millones de libras en el país. Sabadell, por su parte, llegó a este mercado en 2015 al adquirir TSB Bank por 1.700 millones de libras.

Un estudio publicado esta semana por Standard & Poor's (S&P) sitúa a Santander UK y TSB como las únicas dos entidades de propiedad extranjera situadas en el top ten de la banca británica por ingresos, activos y beneficios. En 2016, la filial de Santander logró unos ingresos de 4.676 millones de libras y un beneficio bruto de 1.914 millones, con unos activos de 303.141 millones. Se situó en quinto lugar del ránking, por detrás de Barclays, Lloyds, HSBC y RBS. Sabadell, a través de TSB, es la octava firma del mercado, con 972 millones de libras en ingresos y 182 millones en beneficio bruto, sobre unos activos de 37.196 millones.

En total, Santander UK y Sabadell suman por tanto 340.337 millones de libras (384.000 millones de euros) en activos, alrededor del 10% del sector. Una gran mayoría corresponde a préstamos hipotecarios.

El análisis de S&P se centra en las diferencias de rentabilidad entre los seis grandes grupos consolidados del sector (caso de Santander) y los nuevos entrantes como TSB (firma que fue segregada de Lloyds antes de su compra por Sabadell). «En conjunto, los nuevos entrantes son menos rentables que las divisiones minoristas de los seis grandes bancos», dice la agencia de ráting. En parte, esto se puede explicar por la menor diversificación de los bancos pequeños, centrados muchos de ellos casi exclusivamente en el mercado hipotecario (con bajos márgenes). Además, su deseo de crecer rápido les hace ser más competitivos en precios, especialmente en el área de crédito al consumo.

Ejemplo de esa diferencia son las filiales de los grupos españoles. La rentabilidad bruta sobre ventas de Santander UK en 2016 ascendió a casi el 40%, mientras que sobre los activos se situó en el 0,6%. TSB Bank logró respectivamente unas rentabilidades del 19% y del 0,4%. Mientras Santander UK envía unos 500 millones de libras anuales en dividendos a su cabecera en España, TSB retiene todos sus beneficios mientras completa su integración tecnológica con los sistemas de Sabadell.

De cara al futuro, S&P cree que los principales riesgos de solvencia pueden aparecer entre los nuevos entrantes, entre los que además de TSB figuran Virgin Money, Clydesdale Bank, Tesco Bank y Aldermore. «El sostenido elevado crecimiento del crédito tiene implicaciones para la futura calidad de los activos de los bancos pequeños, para la sostenibilidad de su perfil de financiación y para la fortaleza de su capital, si el control de riesgos al fijar sus precios es insuficiente. La actual situación financiera puede ser segura, pero esto puede cambiar rápidamente, sin embargo, si la economía y el mercado inmobiliario se deterioran», asegura la nota de la agencia.

Entre los ejemplos de una agresividad excesiva, S&P cita las ofertas de tarjetas de crédito con largos periodos a interés cero, de hasta 36 meses, y la entrega de hipotecas con un interés anual inferior al 1%.

Por el contrario, «cuando llegue la próxima recesión económica, esperamos que la mayor diversificación de negocios de los seis grandes beneficie su perfil de crédito».

 

Fuente: expansion.com

 
 
Boletines [Agosto]
D
L
M
M
J
V
S
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Revista Electrónica
1a. Quincena Julio 2017
Edición Nº 378
 
Noticias [Resumen Semanal]
 
© Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial
instagram takipci r57 shell