Viernes, 25 de Julio de 2014
Se podrá presentar solicitud de libre desafiliación de AFP desde septiembre

La SBS, la ONP y el Ministerio de Trabajo dirigen la campaña de información. El proceso de verificación de aportes tomaría más tiempo a la ONP

 

Por Luis Davelouis Lengua

 

A partir de setiembre, y una vez culminada la etapa de información que establece la ley de libre desafiliación informada, podrán presentar sus solicitudes de desafiliación del Sistema Privado de Pensiones (SPP) quienes así lo deseen y consideren conveniente, sostuvo el intendente de supervisión de beneficios de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Héctor Cusman. La solicitud será entregada a los centros de atención e información para la desafiliación que la SBS aún está por crear.

La etapa de información --que, según el reglamento de la ley, tomará 90 días desde su dación (que se cumplen en setiembre)-- está a cargo de la propia SBS, del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y de la Oficina de Normalización Previsional (ONP). Estas instituciones deberán difundir las ventajas y desventajas de pertenecer a cada uno de los sistemas --y caso por caso-- en todo el país.

 

El funcionario explicó que el camino que seguirá cada solicitud dependerá de la cantidad y calidad de la información con la que cuente el afiliado que aspira a desafiliarse del SPP y pasar al sistema nacional. Por ejemplo, el primer requisito para poder aspirar a pasar a este último es demostrar haber realizado, al menos, aportaciones por 20 años a cualquiera de los dos sistemas.

 

"Desde el comienzo se asume que el afiliado que se acerca a preguntar por la libre desafiliación tiene 20 años de aportaciones. El problema surge cuando en la ONP no se tiene verificado si en realidad es así", explica Cusman.

 

En efecto, desde que surgió la figura del bono de reconocimiento la ONP ha estado encargada de verificar la autenticidad de las aportaciones que el afiliado sostiene haber realizado. Pero, dada la naturaleza de las aportaciones a un fondo solidario, no se llevaba un registro de aportes por individuo, sino solo las planillas físicas que presentaban las empresas cuando pagaban.

 

"Cuando la ONP buscaba las empresas que presentaban las planillas para verificar los aportes, se encontraba con que muchas de ellas ya no existían por quiebra, compra o disolución y el afiliado o aportante quedaba sin la posibilidad de demostrar sus aportes y, por tanto, sin bono de reconocimiento", cuenta el funcionario de la SBS. Agrega que ahora se hace los cambios pertinentes y la ONP se ha comprometido a que se pondrá la casa en orden en un tiempo prudencial.

 

"Los registros de la ONP, hasta antes del 2000, me parece, están en planillas guardadas en algún depósito. Los datos posteriores a esa fecha ya se manejan como se manejaron siempre los datos en las AFP: por individuo y todo informatizado", dijo Cusman.

 

Aquellas personas que están en el SPP y llegaron a él con su bono de reconocimiento no tendrán ese problema de demora en los trámites de verificación, pues el bono mismo es la demostración de que la ONP ya realizó las verificaciones respectivas.

 

QUIÉNES Y CÓMO
Pueden optar por desafiliarse del sistema privado los hombres de 55 años con 30 años de aportes o mujeres de 50 años y 25 de aportes. Los obreros de minas deberán haber aportado al menos 10 años y 15 años los trabajadores de centros mineros, metalúrgicos, siderúrgicos y de construcción civil. Para todos los casos, se contabiliza los aportes realizados a cualquiera de los dos sistemas.

Es necesario resaltar que, en general, mientras que en el sistema nacional hay que tener un mínimo de 20 años de aportaciones, en el sistema privado es posible, dependiendo del fondo acumulado del afiliado, obtener una pensión virtualmente con un mes de aportaciones. No hay plazo ni límite para presentar la solicitud de libre desafiliación.

 

Punto de vista: Desafiliación administrada
Por Enrique Díaz Ortega, economista
Estamos en el período de información sobre la desafiliación del SPP, luego de que la Ley 28991 y su reglamento consagraran la denominada libre desafiliación. El proceso efectivo solo empezará en setiembre ante los centros de atención e información para la desafiliación que la SBS autorizará. La información de las reglas aplicables a la desafiliación se consigue en las páginas web de la SBS, de la ONP y del Ministerio de Trabajo; además de haberse habilitado un número 0-800. Podrían ser estas fuentes de contacto insuficientes o inadecuadas cuando notamos que quienes se desafiliarían son personas jubilables. La desafiliación indiscriminada constituye un riesgo de inestabilidad para el SPP y de mayor desequilibrio para el SNP, por lo que el marco legal aprobado prefirió una desafiliación administrada, limitada a ciertos segmentos que previamente deberán estar bien informados. A falta de un sistema pensionario integrado, los afiliados deberán seguir comparando los pros y contras del SPP y el SNP; más aun cuando su retorno al SNP sería irreversible. Comparaciones simples entre esquemas de reparto y de capitalización no existen, por lo que la información está llamada también a orientar y educar. El reto no solo es de cantidad, sino también de calidad, para así asegurar decisiones bien razonadas. El balance es delicado porque las quejas están a flor de piel, en tanto algunas voces señalan la falta de capacitación de quienes atienden la orientación telefónica. El esquema debe tener credibilidad y un mecanismo de reclamos o similar debe estar disponible para que la SBS aplique oportunamente los ajustes correspondientes. Evitemos el mero trámite.

 

Fuente: El Comercio Pág. A1

 
 
© Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial